La Dirección de la Policía emite este lunes 21 de mayo una circular regulando las
redadas contra los inmigrantes sin papeles..
En esta indicación se reitera
(por qué reitera…?. Será que no se cumplen…?) nuevamente que la Policía no
deberá establecer metas o cantidades de inmigrantes detenidos y muchas veces
conducidos a comisaría por moverse en las grandes ciudades usando el servicio
público de transporte, especialmente a la salida de estaciones de Metro y trenes
de cercanía.
La nueva instrucción, según ha informado la Dirección General de
la Policía en una nota, recoge las normas ya transmitidas por el comisario
general de Extranjería y Fronteras tras las modificaciones legislativas
introducidas en 2000 en la Ley de Extranjería y pretende “eliminar cualquier
ambigüedad” o interpretación imprecisa.
La circular intenta aclarar mejor, es
decir, “más clara y directa” la forma en que deben ser tratados los ciudadanos
en los controles de identificación que de seguro no dejarán de
realizarse.
Más bien, entendemos nosotros, que se trata de un golpe mediático
para disminuir las críticas de las asociaciones y defensores de los derechos
ciudadanos. No creemos que la Policía deje de realizar estas redadas y mucho
menos bajo la égida del PP en el gobierno. Les ha quitado el derecho a la
Sanidad…qué no serán capaces de hacer en contra de los inmigrantes?.
La
información divulgada dice que las personas que infundan sospechas (de qué
estamos hablando: del color de la piel, de su acento o del talante?)…se
procederá a identificarlas de forma “proporcionada, respetuosa y del modo que
menos incidencia genere en la esfera del individuo”. Habrá que
creerles…?
Reitera también la prohibición de “actuaciones innecesarias,
arbitrarias, abusivas o que supongan una extralimitación de las facultades que
el ordenamiento jurídico otorga a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del
Estado”. Esta parte no es necesario decirlo porque está en la base de nuestro
ordenamiento jurídico, pero es papel mojado…NO SE CUMPLE.
Reconoce
explícitamente lo que ya han denunciado innumerables veces los colegas de los
colegios de abogados de toda España, enarbolando lo dicho en nuestra
Constitución de que no pueden ser conducidos a las Comisaría y menos aún
dejarlos detenidos en dichas dependencias si muestran al menos un pasaporte o
están identificados de alguna forma.

Tenemos ahora que reiterar, es
decir, repetirle a los policías que no pueden detener y mucho menos privar de su
libre circulación a persona alguna por el color de su piel, el acento u otra
característica que los distinga de los demás. Es decir, hay que explicarle,
recordarle y reiterarle a nuestros agentes de la autoridad (que no son ellos: es
la Ley) que deben acatar la Constitución. Está bueno ya de bromas!!.
No
traten de continuar engañando a la opinión pública.

Las cifras que
acompañan esta información no pueden ser más elocuentes: de enero a marzo sólo
en Madrid se han detenido cientos de inmigrantes, y pone como ejemplo que en
cuatro días de febrero hubo 370 arrestados por este motivo. En total el
Sindicato Unificado de Policía, SUP, dice que del 9 al 13 de febrero se
detuvieron en la propia CCAA a 786 personas y casi la mitad fueron por ser
inmigrantes ilegales.

Habrá que reiterarle a los cuerpos de la Policía,
que además de estudiarse y memorizar esta nueva normativa (con una intención más
bien mediática) deberían, sobretodo, aprenderse de memoria lo que dice la
Constitución Española?. Y los superiores, dónde estaban cuando estos hechos se
producían..?. O es que los superiores tampoco conocen nuestro ordenamiento legal
y hacen lo que ordenen los de “más arriba”?.

En fin que no creemos que
esta noticia acabe con una práctica abusiva e inconstitucional por parte de la
Policía española, desde hace mucho tiempo…pero esperemos para emitir un juicio
final!!.

PeL Sañudo, Barcelona.
Repasando la Memoria