La Defensoría del Pueblo de Ecuador ha presentado este lunes una demanda contra la legislación española en materia de ejecuciones hipotecarias ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TDH) de Estrasburgo, según ha explicado en Madrid el titular de la institución, Ramiro Rivadeneira Silva, en rueda de prensa en la sede de la Secretaría Nacional del Migrante (SENAMI).
   En este sentido, ha detallado que en esta demanda se denuncia que la legislación española “vulnera derechos fundamentales de las personas” y ha subrayado que la decisión de recurrir se debe a la necesidad de “emprender con firmeza” la defensa de los ecuatorianos en el extranjero.
   En concreto, la demanda recoge el caso del ecuatoriano Luis Solórzano, quien se ha visto obligado a abandonar su vivienda al haber agotado todas las instancias judiciales en territorio español. En opinión de la Defensoría, este ciudadano sufrió “indefensión” ante las “prácticas abusivas” del banco así como el hecho de que el juez que llevaba su caso “no aceptó escuchar las razones de Solórzano para ponderar su situación”.
   De esta forma, el Defensor del Pueblo de Ecuador ha solicitado al Tribunal Europeo que “inste a España a modificar la ley de enjuiciamiento civil que no permite el verdadero ejercicio de los derechos, especialmente el de estar frente a un juicio justo en el que el juez pueda escuchar las razones de las partes, ponderarlas y resolver el caso”.
   La institución, junto a un grupo de juristas que estudian casos de ejecuciones hipotecarias, ha expuesto que se han encontrado varias causas de “violación de derechos y privación de justicia” en otros casos como el de Solórzano. El objetivo de la demanda, según han explicado, es sentar precedente ante “el drama de los desahucios en España“, así como que el Alto Tribunal inste a España a modificar su normativa en materia de vivienda porque, a su juicio, vulnera los derechos humanos.
   En todo caso, ha precisado que el objetivo es que se reforme la norma en los casos de viviendas familiares y personales. “No es lo mismo asumir una deuda que tiene fundamento en la vivienda personal y familiar a la deuda que podría adquirir una oficina –ha agregado–. Esta situación no se produce puesto que la vivienda todavía no es considerada como un derecho y no como mercancía”.
El Pueblo español también da la cara y da sus firmas para la Iniciativa Legislativa Parlamentaria (ILP) 
Algunas reacciones sobre la Ley Hipotecaria española que nos afecta….

La PAH entrega 800.000 firmas para paralizar los desahucios y cambiar la ley hipotecaria.

 Los miembros de la PAH Menorca explicaron en las instalaciones de Càritas de la calle Calàbria que la recogida no ha sido fácil, tanto por los aspectos más formales, que por ejemplo invalidan cualquier papel en el que figure una abreviatura c/ en lugar de ‘calle’, como por los legales, que impiden firmar, por ejemplo, a un inmigrante con permiso de residencia pero sin nacionalidad española (el mismo al que sí se concedió la hipoteca en su día).

Por otra parte, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) ha entregado las últimas miles de firmas en el Congreso de los Diputados, de un total que suma ya cerca de 800.000, con el objetivo de cambiar la ley hipotecaria y paralizar los desahucios. Además, los afectados han advertido que intensificarán sus movilizaciones, y han anunciado ya que realizarán ocupaciones de edificios vacíos que sean propiedad de bancos.

“Esto es la demostración palpable de que la ciudadanía de forma mayoritaria está a favor de las reivindicaciones que se plantean desde la PAH“.
…La sociedad española está manifestando una postura “clara” contra los “desmanes” de la banca. “Lo que están reflejando es el desacuerdo profundo con más de 400.000 ejecuciones hipotecarias que ha llevado a cabo la banca en este periodo de crisis y con desahucios que en este año han superado los 100.000″.
La portavoz de la PAH de Barcelona ha resaltado el “impacto” que la actual ley hipotecaria está teniendo en los menores, como depresiones y angustia. “Estamos hablando de una generación entera traumatizada, que va a tardar décadas en recuperarse”, ha declarado, antes de pedir que la ILP se tramite rápidamente: “No vamos a aceptar que esto se retrase indefinidamente”.