Comentando las noticias relacionadas con la Generación Recuperada de la semana pasada.
















Tres son, a mi juicio, las
noticias más interesantes relacionadas con la Generación Recuperada o los
nuevos españoles por LMH que han salido a la palestra esta segunda semana de
junio, con un tiempo veraniego cada vez más establecido en la península y que
pone punto final a una primavera lluviosa y sobretodo algo más fría de lo que
es habitual.
En primer término está lo
relacionado con el Seminario Internacional: Migraciones y Memoria Histórica,
celebrado en Galicia y dónde se produjo la intervención del director general de
Migraciones, Aurelio Miras Portugal, entre otros ponentes cuyas intervenciones
están subidas a Youtube.
A la hora de escribir este
comentario aún no he escuchado las intervenciones de todos los participantes
pues los vídeos subidos son largos y se necesita tiempo para verlos todos.
Es muy obvio que sobre las exposiciones del Seminario volveremos a hablar en este espacio, especialmente la del Sr. Antonio Izquierdo y su equipo de colaboradores, además de otras intervenciones que considere de interés para nuestra Generación.
Lo más destacado, como dije, es
la afirmación del Sr. Director de Migraciones de que “España es el único país,
junto con Andorra y el Vaticano, que carece de una ley de nacionalidad que
regule de un modo amplio los aspectos relacionados con la adquisición o pérdida
de la condición de ciudadanía, y es por eso que precisa de una normativa con
rango de ley que cubra las lagunas que presenta la normativa actual”.
Me parece muy bien pero esto se
ha dicho muchas veces en los últimos 5 años tanto desde las ONG’s o
asociaciones de la emigración, como en los foros creados antes de y durante el
doloroso parto de la LMH y su DA 7ma. Que necesitamos una Ley de Nacionalidad
para dejar de hacer parches en el Código Civil es una verdad como una catedral.
Los dolores de cabeza que los procedimientos actuales implican para los
afectados, los descendientes de emigrantes españoles, son muy conocidos y hemos
vuelto una y otra vez sobre ellos. Desde la falta de transparencia de los
Consulados hasta el despropósito de dejar fuera de esta ley a los hijos-nietos
de madres españolas emigradas: una aberración inaudita en un país moderno y
supuestamente progresista. 
Hace falta más que descubrir el ‘agua tibia’, hace falta voluntad política del Estado español y si el responsable de Migraciones, nos ha dejado esta ‘novedad’ le sugerimos que no nos convenza a nosotros de la necesidad de la Ley de Nacionalidad, si no que convenza a sus superiores y sobretodo a su Partido.
Otra de las noticias relevantes
procede de Bogotá, la capital colombiana donde el secretario ejecutivo del
Partido Popular en el Exterior, Alfredo Prada, ha afirmado que “el PP está buscando puntos de
encuentro con las autoridades de los países de procedencia para estudiar las
necesidades, problemática y reflexiones de estos nuevos españoles”. 
Actualmente, en Colombia residen
18.213 españoles, de los que el 70,7% han nacido en este país, y del total,
13.142 tienen derecho a voto.
Si damos crédito a las palabras
del Sr Prada sólo nos queda pensar que están buscando esos puntos de encuentro
en lugares donde no deberían hacerlo porque deberían buscarlos entre las filas del PP que jamás apoyó la DA 7ma de la LMH y tampoco ha hecho nada plausible
desde que está en el poder.
 Incluso, como se sabe, lo que han hecho desde que
están en el gobierno es poner más trabas y restringir los derechos de los
españoles que Retornan y sus familiares. En el caso colombiano la situación
está referida a la re-emigración de personas que han obtenido la Nacionalidad
española residiendo en España y que producto de la crisis actual han regresado
a su país de nacimiento.
Finalmente comentamos otra
noticia que podría ayudar a facilitar las tramitaciones  de los nuevos españoles y sus familiares.
Se trata de un nuevo servicio de
legalización de documentos que se ha implantado, según la noticia, el pasado
lunes 10 en España. “Los
principales objetivos que busca este nuevo sistema son racionalizar aún más el
procedimiento de legalización diplomática, contribuir a la lucha contra el
fraude documental, agilizar los trámites administrativos vinculados a los
procesos de extranjería y facilitar la legalización de documentos a las
empresas extranjeras y españolas que operan en el exterior”.

La noticia sigue diciendo
que…”afecta a los documentos extranjeros que procedan de países no
miembros del Convenio de La Haya sobre la Apostilla y quieran hacerse valer en
España. Su elemento novedoso fundamental consiste en el uso de una pegatina
trasparente de seguridad que se estampará directamente sobre la firma de los
funcionarios competentes para legalizar los documentos”.
Esta noticia cobra especial relevancia para aquellos países iberoamericanos que no forman parte del Convenio de la Apostilla de La Haya y que son ahora mismo: Bolivia, Brasil, Chile, República Dominicana, Nicaragua, Cuba, Perú, Costa Rica, Paraguay, entre otros.
Finalmente remata la noticia: “De esta forma, los ciudadanos que quieran hacer valer un documento extranjero en España no tendrán que pedir cita previa ni acudir a Madrid para legalizarlo, siendo plenamente válido a los efectos del ordenamiento jurídico español desde el mismo momento en que el cónsul de España en el país de origen del documento haya estampado sobre su firma la pegatina de seguridad antes mencionada.

Como todas las noticias comentadas están en clave de futuro…cabría aquello de ‘ver para creer’.