La familia a su llegada a Barcelona en julio.12 (foto cortesía Doble R)

                                          Testimonio del esposo de la ciudadana española retornada.


Amigo Pedro y resto del Equipo de Doble R:
Luego de más de 4 meses de incertidumbre ya por fin tenemos NIE mi hijo y yo, faltando solo los trámites finales para la emisión de la Tarjeta Comunitaria, las cosas que inicialmente marchaban muy bien se complicaron para nosotros con la publicación y puesta en vigor por el gobierno español de la Orden PRE/1490/2012, del 9 de Julio, por la cual para la obtención de la tarjeta comunitaria como familiares de comunitarios que somos (hijo y esposo) se nos puso requerimiento en extranjería de que mi esposa debía primero estar trabajando y cotizando a la seguridad social lo cual era imposible en ese momento toda vez que era la primera vez en su vida que ella tocaba suelo español pues la nacionalidad española ella la tiene por ¨Ius sanguinis¨ a través de su madre pero había nacido y vivido hasta ahora en Cuba, por lo cual esperaba más bien que el gobierno español tuviera preparado algún tipo de provisión o plan de acogida y ayuda para estos casos que como el de ella tienen como base la aprobación de la LEY 52/2007, del 26 de diciembre o  Ley de Memoria Histórica en especifico su disposición adicional séptima sobre ¨Adquisición de la nacionalidad española¨. Pero lejos de ayuda o acogida nos encontramos en la muy difícil situación de no poder cumplir los requerimientos para obtener el NIE por no tener trabajo y no encontrar trabajo por no tener NIE, mordiéndose pues la serpiente la cola.
Dentro de todo esto agradecemos la ayuda poca o mucha pero siempre de buena fe que hemos recibido de entidades, asociaciones y personas: la ayuda en alimentos que a través de nuestra asistente social (Eva) y durante tres meses nos dio el estado y luego Caritas en la Parroquia, gracias a Agustín y al padre Julián de la asociación Prahu que nos ayudaron en las gestiones y nos dieron ánimo, gracias a la madre Encarna que viabilizó para mi esposa su actual contrato laboral  con lo cual pudimos romper el dialelo (círculo vicioso) que nos cercaba, gracias a la fundación Akwaba en la persona de Aurora que tan solidaria ha sido. Gracias mil a ti Pedro y a Doble R que siempre estuvieron cercanos, que una y otra vez volvieron a la carga y lucharon por nosotros  hasta el final, hasta lograr que nosotros pudiéramos obtener nuestras Tarjetas Comunitarias, en esta lucha combinaron profesionalidad y calor humano. Muy agradecidos mi famila y yo
Seguiremos en contacto:
Ricardo

“Este es el epílogo de una batalla que hemos ganado. Para ver los detalles, ir a la publicación de este blog: Restricción de los Derechos. Sobre esta familia asesorada por Doble R, también nuestro blog publicó sendos videos con declaraciones de la familia al arribar a Barcelona

Enhorabuena…!!!