Blogueando la Noticia…

Noticias sobre la emigración española: sus connotaciones en España y en los países iberoamericanos.

Lo bueno que tiene la vida es que ‘no hay nada mejor para probar las verdades que un día tras de otro’….

Ahora explicamos el por qué.

A finales de julio de este año nuestro blog publicó fragmentos del valiente y muy razonable  artículo que  escribió el Sr. Ángel Capellán, consejero general por Estados Unidos.
Con ello reconocíamos la valía de sus ideas y razonamientos a la luz de los acontecimientos actuales y con el espíritu constructivo que subyace en las 11 cuartillas de dicho artículo.
Pues recién hemos visto que el Banco de España y el periódico El País le dan toda la razón al Sr. Capellán pues resulta que nuestro país recibe más remesas del Exterior que las que envían los inmigrantes en España.

Y puntualiza en un subtitular que:”….El segundo trimestre batió un récord de entrada de fondos”.

En su artículo Capellán decía que reflexionaba sobre el significado pasado y presente de la Emigración española, tanto a América, a Europa u otros lugares del mundo. Razonaba de la siguiente manera:”….es de sobra ya sabido lo decisiva que fue la contribución de la emigración española al resurgimiento y desarrollo de nuestra patria en las últimas décadas del siglo XX.


De ahí que a todos nuestros dirigentes les encanta proclamar retóricamente “la gran deuda que tiene España con la emigración”. Luego de lo cual remata enfáticamente: “Con todo, a pesar de los programas de ayuda que han existido, lo triste es que esta deuda nunca se ha compensado ni remotamente como hubiera sido de esperar”.
Según El País ….”entre abril y junio de 2013 se recibieron en España 1.591 millones de euros en remesas, el mayor volumen registrado en la historia, y las emisiones de estos envíos fueron de 1.563 millones, por lo que el saldo queda positivo por primera vez desde 2003, según los datos recién publicados por el Banco de España, que no desagrega los países de destino o procedencia”.

Luego de 10 años España recibe más de sus emigrantes que lo que envían los inmigrantes aquí. 
A este ritmo es fácil vaticinar por encima de 6.364 millones de euros en 2013 las remesas que se recibirán desde el Exterior.

Sorprendente  que seamos tan cicateros para reconocer lo que viene de fuera y sobretodo para que este concepción de la emigración española NO se convierta en reconocimiento de los derechos a los descendientes como ocurre en el caso de la DA 7ma de la LMH de la que nos ocupamos en esta bitácora.

En el razonamiento de Capellán decía sobre este aspecto que afecta nuestra credibilidad ante la Generación Recuperada (léase nuevos españoles por LMH) y ante la comunidad iberoamericana, incluso en la importante comunidad hispana en USA, decía Capellán:

“Con todo, más allá de lo que se ha conseguido con estas dos leyes, que en definitiva son modificaciones [efímeras, diríamos nosotros] del Código Civil, ¿cómo podemos ignorar que todos los países democráticos del mundo tienen una “Ley de Nacionalidad” y no ya una normativa incorporada en el Código Civil? Y ¿en qué compañía estamos a este respecto los españoles? ¡Admírense! Las tres excepciones, países sin tal Ley, son el Vaticano, Andorra, y España.
El Consejo General de la Emigración lleva pidiendo expresamente, ya desde 2005, una Ley de  Nacionalidad, clara y diáfanamente razonada, propuesta en un importante acuerdo aprobado por el Pleno celebrado en Santiago de Compostela.
¿Cuál ha sido la respuesta del Parlamento Español ante estas peticiones?
Silencio absoluto. Y el silencio aquí no otorga, sino que rotundamente deniega.
Cuál puede ser la lógica y la razón de que el Estado Español siga denegando al colectivo de españoles en el exterior un derecho clarísimamente disfrutado por los ciudadanos del mundo civilizado”.

Podemos continuar argumentando que es de todos conocido las ‘pegas’ que están poniendo en el Exterior  los Consulados con el otorgamiento de la Nacionalidad española, que incluye:
Solicitud de documentos cada vez más alejados del espíritu y la letra de la LMH,
Discriminación de las españolas emigrantes, a pesar de que la DGRN en sus resoluciones denegatorias se emplee a fondo para desvirtuar esta verdad como un templo,
Denegación a los hijos de quienes obtuvieron la nacionalidad por esta ley, denegación también a los hijos mayores y otros desatinos de los cuales ya hemos hablado acá.

Nunca mejor lo dicho por Angel Capellán!!
Recibimos más de lo que damos.

Pues para rematar la faena del despropósito y la comprobación de las palabras de Capellán,  hemos conocido a través de España Exterior que:

“El programa 231B de Acciones en favor de los emigrantes que desarrolla la Secretaría General de Inmigración y Emigración del Ministerio de Empleo y Seguridad Social a través de la Dirección General de Migraciones contará el año que viene con un presupuesto de algo más de 75 millones de euros (75.175.700), según se recoge en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2014 presentados por el Gobierno en las Cortes el lunes 30 septiembre. Esta cantidad supone un recorte de 1,5 millones, un escaso 2%, respecto a los presupuestos para 2013”.

Inmediatamente el PSOE se posiciona y dice:“Los socialistas afirman que la reducción afecta al número de beneficirioas de prestación por razón de necesidad para mayores de 65 años que ha pasado de 50.000 en 2011 a 24.000 en 2014. Estudian presentar enmiendas a estas partidas.
Carmela Silva, diputada y secretaria federal de emigración considera inaceptable dicho programa del Presupuesto General del Estado 231B  para 2014, dirigido a las acciones a favor de la emigración. Según ella el programa va sufrir una reducción en relación al  año precedente de 1.5 millones de euros. Finalmente señala: “Esto supone que esta partida, desde la llegada al gobierno del Partido Popular, se ha reducido en un 38%, cerca de 44,5 millones de euros (44.303.280 euros), en comparación al último presupuesto aprobado por un gobierno socialista en 2011.”

Pueden haber tres noticias que concuerden con mayor exactitud en sus hechos y connotaciones…?

Como se diría en una buena subasta: Alguien da más…?