Peripecias y avatares para el acceso a la nacionalidad por LMH de los descendientes de emigrantes españoles.

Regreso a mis raíces Montañesas.


  “Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano”. MLK

De pequeño cuando viajaba por alguna carrera de mi país natal de manera casi automática mis apreciaciones eran “no es tan verde”, “si este es el verde correcto” al referirme a la naturaleza del camino… mientras el verde era más frondoso ese era el verde correcto.

Sirva decirles que soy la tercera generación nacida en México de parte de mi familia materna, y por mi padre cuarta e incluso quinta generación; cuando le preguntaba a mi madre sobre la historia de mis abuelos servía decirme “creo que eran Vascos o Gallegos…” y si le preguntaba a mi papá el me decía “somos mexicanos varias generaciones”.
Al crecer mis dudas aumentaron- no era el arquetipo de un mexicano común- por ejemplo mi cabello rubio era rojizo, ojos verdes, siempre la gente se me quedaba observando, como diciendo ¿Este no es de aquí?; ¿porque no llegó a nosotros el Euskerra o el Gallego según mi madre?…

Cuando investigué más supe mi bisabuelo materno era de la anterior provincia de Santander, de una villa (en ese entonces) llamada Torrelavega, y que su consuegro (padre de mi abuela) era de un pueblo bastante cercano en Soba, y que su consuegra era hija de emigrantes  de VillaVerde de Trucíos; ¿pero que coincidencia que todos los demás tenían un origen común?

Avance más en el conocimiento de mis raíces por el lado materno, hasta que llegué a fondo en mis ancestros del lado paterno descubrí que el bisabuelo de mi padre era Asturiano y que ahí era el origen de mi primer apellido, también mi abuela paterna era descendiente de emigrantes Canario/Lusos/Vascos.
Alguna de las líneas sanguíneas por mi abuela paterna me liga a los primeros pobladores de la ciudad de Puebla de los ángeles en México, si de origen Vasco/Castellano, esa información me la dió un tío abuelo que recientemente contacté.
Hasta ese momento todo era emoción, conocimiento y aprendizaje… hace un par de años y después de 15 años de investigación logré contactar con los primos de mi abuelo que viven todavía en Torrelavega (mi abuelo falleció hace más de 20 años).
En el año 2011 me decidí a viajar a España y en particular a la tierruca, tuve la gran fortuna de saludar a mi tía abuela de 94 años y mi tío abuelo (su hermano) de 90 años y muchos primos, de los cuales guardo muchísimos recuerdos, y que para mí es como si los conociera de toda la vida…
Después de mi viaje a la tierruca, mis deseos de recuperar la nacionalidad española se acrecentaron, ya había iniciado con recolectar papeles y fijar una estrategia por el lado donde haya más papeles…recuerdo el comentario de un amigo “son español por cromosoma Y y X”… si al menos para mí era fácil una análisis de sangre…
Recuperar la nacionalidad es un homenaje a mi familia de todos aquellos que vinieron a “hacer las américas”, regresar a vivir a nuestra amada España no esta en nuestro planes porque más de un siglo llevamos con una vida ya hecha en estos lugares; pero también sabemos que tenemos una patria original que nos podría cobijar en caso de que la violencia se desborde; Estados Unidos y Canadá son excelentes países, pero nuestro corazón y alma, esta con nuestra sangre, con nuestras costumbres, con nuestra gente.
Nuestros abuelos lo sabían y lo hicieron bien… “hacer las américas” era como un irse, sin irse completamente; porque a México y España…España y Latinoamérica tienen mucho más en común, que diferencias…
Mi sueño es recuperar la nacionalidad españla, mi caso no es muy simple, porque mi abuelo aunque fue Español de origen como mi abuela, lo fueron sin nacer en España, pues cuando nacieron el estado mexicano no les daba la nacionalidad mexicana (antes de la ley de naturalización y extranjería de 1934) a los hijos de extranjeros, y como sencillamente ellos nunca hicieron ningún trámite de naturalización, ambos permanecieron Españoles toda su vida, en una tierra que los cobijo como propios pero que nunca legalmente fueron sus hijos.

Entendí que lo que buscaba de niño estaba dentro de mí, era el verde único de la tierra Cántabra, de la Montaña de mis ancestros… VIVA ESPAÑA!, VIVA CANTABRIA!.

Un español en vías de ser reconocido legalmente como tal…