Las buenas novedades de Gallardón 
(texto completo de la noticia).

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) –

   El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, ha anunciado que su departamento resolverá 425.000 expedientes de nacionalidad por residencia en España que llevaban parados desde hace tres años, antes del 31 de diciembre de este año, durante su vista al Centro de digitalización de expedientes de nacionalidad del Ministerio de Justicia.

   En este sentido, el ministro ha calificado de “inadmisible” el “altísimo volumen de expedientes paralizados y la saturación de los archivos de la dirección general de los registros, con el consiguiente retraso de las soluciones de esos expedientes”. “Se iban resolviendo menos expedientes de los que iban entrando”, ha apuntado.

   Ante esta situación, ha manifestado que se tuvo que buscar un “mecanismo para acortar” ese plazo de retraso de tres año, que se iba “incrementando”. “Vimos que había una posibilidad, con todas las garantías de la ley, de no prolongar indefinidamente ni incrementar ese plazo de retraso, sino de resolver estos expedientes en un plazo razonable, que para ser exactos será antes del 31 de diciembre de este año”, ha anunciado.

   De esta forma, Gallardón ha asegurado que en esa fecha “los 425.000 solicitantes han de tener una respuesta, que en la inmensa mayoría de los casos será positiva”.

   Ante la necesidad de resolver esta situación, ha apuntado que el pasado 25 de junio se puso en marcha el ‘Plan Intensivo de Tramitación de expedientes’, por el cual “en pocos meses se conseguido digitalizar mas de 210.000 expedientes que ya han sido transformados en copias electrónicas, de los que 97.000 ya han sido firmados electrónicamente y han sido remitidos a la pertinente base de datos”.

   “Lo que hoy estamos viendo aquí, es sin ninguna duda el futuro lenguaje que hablarán todas las administraciones publicas y es el lenguaje digital –ha agregado– Que logrará la reducción del plazo de expedientes y agilizar el resto de compromisos y obligaciones que tiene el Ministerio de Justicia”.

   Asimismo, el ministro ha reconocido que “no ha sido fácil coordinar este plan”, ya que se trata de un asunto complejo. “Pero se ha conseguido y este es un éxito  compartido y donde la parte más importante le corresponde a las personas que a pesar de su discapacidad y precisamente por la voluntad y capacidad de superación que esas discapacidades han derivado en cada una de estas personas, se han convertirse en los mejores agentes al servicio público en uno d los asuntos más sensibles que tenía pendiente la administración publica.

   De esta forma, ha querido agradecer el compromiso de todas las personas que padecen alguna discapacidad, pertenecientes a la Empresa de Control de Datos y Servicios de la Fundación ONCE (FUCODA) y al Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), que gracias a su labor se ha logrado “proceder a una respuesta moderna, ágil y digitalizada”.

    Por último, Gallardón ha subrayado que se ha conseguido una administración 2.0 y este es un “magnífico ejemplo de cuál va a ser la forma de trabajo que todas las administraciones públicas y el Gobierno de España tendrán para el futuro”.