Ley de Nietos

¿Quién mejor para repoblar y rejuvenecer España que 

los descendientes  de la emigración?

El índice de pueblos y aldeas fantasmas, abandonados o en vías de 

extinguirse es cada día mayor. 

Ley de Nietos y Repoblación del rural España

 

 

España no debería arrepentirse de la Ley de Nietos o de Memoria Histórica (#LeyNietosp) como hemos dicho  en la entrevista de radio que publicamos aquí. Si los dirigentes de este gran país tuvieran miradas de futuro, como verdaderos ‘líderes’  y no se olvidaran de la historia se podría elaborar un plan consensuado de inserción, como otras veces hemos sugerido, y con ello mejorar la sociedad española a largo plazo.

Pero no, vamos dando ‘palos a ciegas’.

Es archiconocida la situación demográfica de este país donde crece de forma constante la edad avanzada en un parte significativa de la población, donde los talentos mejor preparados emigran a buscar otros horizontes y donde el campo sigue perdiendo población a pasos agigantados. El éxodo hacia las ciudades es cada vez más preocupante. El índice de pueblos y aldeas fantasmas, abandonados o en vías de extinguirse es cada día mayor.

Paradójicamente (y como digresión): la preocupación por la desaparición de especies animales es mejor atendida que la desaparición de la población humana de las zonas rurales.

Si hubiera líderes que pensaran en el futuro pondrían el énfasis en atraer a los retoños de la emigración, es decir, a los hijos-nietos-bisnietos de la diáspora y sus familias para que repueblen los campos, para que regeneren la población española inyectándole sangre joven. Esta Generación Recuperada de ‘nuevos’ españoles por LMH (#GenRecup) es fruto del entrecruzamiento con aquellos países americanos adonde se asentó en los últimos 150 años la emigración hispana. Por tanto son portadores de un acervo cultural muy cercano, además de tener en general rasgos comunes como la lengua, la religión, la cultura, las costumbres y los valores hispanos.

Y una especial relación sentimental y familiar con esta tierra.

 Ley de Nietos

¿Quién mejor para repoblar y rejuvenecer España que los descendientes de la emigración?

Habría que ser tonto o de pocas luces para no darse cuenta.

Además de lo apuntado y como adición a las miserias que nos corroen, están las leyes y reglamentos implantados por un estado machista, con una burocracia galopante y anquilosada en el tiempo que impide o por lo menos ralentiza, la recuperación de la nacionalidad española de estos desplazados.
Recordemos que en la actualidad no son merecedores de la nacionalidad aquellos nietos de abuela española (#abuelasdiscrimLMH)  (entre otros discriminados), siendo además la demostración más palpable de un anacronismo moral y legal en el siglo XXI.
Desde Doble R hemos hecho propuestas para establecer colaboración con los entes que pueden tomar las decisiones en este sentido y hemos recibido como respuesta el silencio.
A pesar de lo que se diga en contra, Zapatero y su gobierno lo intentaron. Pero fueron víctimas de sus propios miedos. Desgraciadamente la memoria está dejando más sombras que luces, cuando debería ser todo lo contrario. La Disposición Adicional 7ma de la Ley de Memoria Histórica dejó más problemas que los que debía.

 Ley de Nietos

Sabor amargo en la colectividad española en el exterior

Al final, la prisa y la improvisación fueron más potentes que la racionalidad y el pragmatismo. Ha quedado un sabor amargo en muchas familias de españoles en el exterior. Divisiones de la familia, empoderamiento de la burocracia, denegaciones injustas y un largo etcétera es lo que al final tenemos como cosecha. Los consulados han actuado mal y con extrema lentitud en la mayoría de los grandes de la emigración. De ello hemos hablado hasta la saciedad aquí.

Pura y dura, pero es la realidad…!