En esta entrega de nuestro blog  el pasado 16 de septiembre habíamos comentado la próxima celebración del Pleno del Consejo General de la Ciudadanía española en el exterior durante los días 1 y 2 de octubre.

Ateniéndonos a lo publicado por la prensa y al estruendo causado por las palabras del Sr. Castelao Bragaña, investido en el cargo de presidente y dimitente a los cuatro días de su elección, origen de una tormenta mediática, el pleno no pudo ser peor.
Ante todo los temas que nuestro blog enarboló como posibles puntos importantes a abordar en esta reunión, porque afectan sensiblemente a uno de los sectores más importantes de la diáspora española en el exterior: los nuevos españoles por LMH o Generación Recuperada, no fueron tratados ni someramente. El cónclave se dedicó a cuestiones rutinarias, especialmente al cambio de mandato del Consejo bajo la batuta, ahora, del partido ganador de las elecciones del año pasado, es decir, los derechistas del Partido Popular.
Tal y como nos tiene acostumbrado el formalismo de la burocracia y del poder institucional, el primer día se dedicó a escuchar (entre otros oradores) el discurso del Sr. Francisco Ruiz, quien se despidió de la Presidencia del CGCEE. Sólo en este discurso se tocó alguno de los problemas reales a los cuales se enfrenta la Generación Recuperada. Casi al final de su informe-discurso de despedida, el Sr. Ruiz “…reclamó información para el Consejo sobre la aplicación del Convenio Multilateral Iberoamericano de Seguridad Social; denunció que han quedado flecos en materia de nacionalidad, como los referidos a los nietos mayores de 21 años y a las mujeres que no pudieron transmitir su nacionalidad, para la que recordó que el CGCEE ha pedido una ley específica.”
Como pueden ver según la reseña que hemos comentado (no hemos tenido acceso al texto de los discursos) se habla de flecos. Carencias gravísimas, diríamos nosotros sobre el tema de los hijos mayores de los que obtuvieron la Nacionalidad a la luz de la LMH y a las abuelas que no pueden trasmitir su nacionalidad, temas ampliamente debatidos y que no han logrado ningún resultado positivo, sólo declaraciones. Es cierto lo dicho por el presidente saliente: el Consejo ha pedido una LEY DE NACIONALIDAD para acabar con este interminable cadena de parches en el CC español, que siempre discrimina a un sector de los descendientes de emigrantes españoles en el exterior, ya sea por las iniquidades de la propia regulación o por la falta de información de los afectados. Sobre este último aspecto se habla poco, pero habría que intentar conocer cuál es el porcentaje de descendientes españoles que no se enteran de las distintas normativas que se aplican en este tema de la Nacionalidad y que los marginan y excluyen, porque hay muchos factores que impiden el acceso a las NNTT (Nuevas Tecnologías) de esta población con sangre española.

En ningún momento hemos conocido que en el Pleno se hayan abordado temas como los mencionados por Doble R, que son:

“a.- Injusticia cometida en el acceso a la Nacionalidad por LMH con los nietos de abuelas emigrantes.
b.- Abandono de los familiares Retornados (hijos/as y/o cónyuges) a la luz de la Orden PRE/1490/2012, de 9 de julio que se aplica con carácter retroactivo para solicitudes de Tarjetas Comunitarias presentadas desde el 24 de abril de 2012. Es decir, los familiares de los nuevos españoles quedan abandonados y se convierten en indocumentados en España mientras el español/a encuentre trabajo, un verdadero despropósito.
c.- Falta de apoyo del Estado a los nietos que aún no encuentran los documentos de sus abuelos por causas ajenas a su voluntad (incendio de RC y parroquias en la Guerra, falta de diligencia de JP-RC, Negativa de los RC Consulares a buscar partidas que datan de la primera mitad del siglo XX).
d.- Diferendo entre el gobierno Español y el Cubano sobre los documentos para justificar el tiempo trabajado luego de haber obtenido la Nacionalidad española, que impide el acceso a la ayuda para Retornados en España.
e.-  Exigencias excesivas y presumiblemente fuera de la legislación, de los RC consulares en documentos de los emigrantes españoles en los países de acogida, para el otorgamiento de la Nacionalidad, por LMH.”

Como muchas veces ocurre, las vomitivas palabras del flamante Nuevo presidente el Sr. José Manuel Castelao Bragaña han sonado más que el verdadero objetivo de la reunión: valorar e intentar palear los numerosos problemas que afrontan los españoles en el Exterior.
De este concepto retrógrado y machista: “No pasa nada. ¿Hay nueve votos? Poned diez. Las leyes son como las mujeres, están para violarlas”, criticado por todos, entre ellos, sus correligionarios y amigos, también se puede hacer otra lectura: podemos adoptar acuerdos y regulaciones pero son válidos hasta que nos estorben. Tal vez este señor tenga algo de razón en sus múltiples disculpas, y tal vez el concepto que tendría en mente cuando pronunció la desafortunada frase era:”las leyes…están para violarlas” frase también criticable pero que a “sotto voce” está en el pensamiento y la idiosincrasia de muchos políticos españoles.

En resumen, la reunión del Pleno aportó muy poco a la Generación Recuperada…mucho ruido y pocas nueces. Todo el primer día del cónclave a discursos del presidente saliente, de los representantes del PSOE, del PP, de IU, etc, para acusaciones  y reproches mutuos, con poca o ninguna sustancia para resolver los problemas de los españoles en el exterior.
Cabría preguntarse cuánto costó al erario público este Pleno que sólo ha dejado una estela de comisiones creadas y avaladas por el pleno que no se sabe a ciencia cierta qué problemas resolverán, discursos carentes de aplicación práctica y una metedura de pata de un especial colaborador de Fraga, antes y amigo actual del Sr. Nuñez Feijoó.
A falta de esto nada que sea viable para la Generación Recuperada, reiteramos: Más rollo que película.