Pidieron ser españoles casi 10 mil argentinos

POR VICTORIA DE MASI

En los últimos tres meses. Es porque hoy caduca la ley que habilita a nietos e hijos de exiliados.
Hoy darán los últimos turnos para solicitar la nacionalidad española en el marco de la Ley de Memoria Histórica, una norma que en 2008 reconoció el derecho a adquirir la ciudadanía a hijos y nietos de quienes tuvieron que huir por la Guerra Civil, renunciando a la condición de español. Argentina es uno de los países que concentran la mayoría de familiares exiliados y donde se registró una cifra considerable de pedidos: más de 80 mil personas ingresaron su expedientes en el Consulado español en Buenos Aires y a casi todos se les concedió la ciudadanía .
Los hijos cuyo padre o madre haya sido originalmente español, los nietos de quienes perdieron o tuvieron que renunciar a la nacionalidad española por el exilio o quienes ya optaron a la nacionalidad española de origen, están habilitados hasta hoy a las 14 para iniciar el trámite. Además de llevar fotocopia del DNI y el original, es necesario descargar una serie de formularios de acuerdo a la opción que se elija.
Entre octubre y diciembre, casi 10 mil personas iniciaron el trámite en Buenos Aires . Para el Consulado es una cifra considerable porque la mayoría de los expedientes que ingresan llegan a buen término y logran la ciudadanía.
A fines de 2000 el Consulado español estaba desbordado: las autoridades españolas habían entregado 20.000 pasaportes en Buenos Aires, el doble que en 1998. La crisis que finalmente estalló en 2001 marcó un récord de emigrantes. En los primeros seis meses de 2002 se fueron más de 80.000 personas, mientras que en todo 1999 lo habían hecho 8.110. Pero esas razones quedaron viejas, sobre todo porque España transita su peor crisis. Lo explica Marcos Rodríguez Cantero, cónsul adjunto del Consulado General de España en Buenos Aires: “No se trata de gente que quiere instalarse en España por motivos laborales.
Estos descendientes de españoles hacen el trámite porque tienen vínculos sentimentales, porque así se identifican con sus raíces . O porque algunos han trabajado en España y pueden llegar a adquirir algún derecho económico más adelante. Pero sobre todo, es para reconocer de dónde vienen”.
Sancionada el 10 de diciembre de 2008 y con la venia de ambas cámaras españolas, la ley tenía vigencia por dos años. Pero por la alta demanda latinoamericana, en 2010 la ampliaron por 12 meses. En ese tiempo, los consulados españoles recibieron 161 mil solicitudes y el 95% correspondía a La Habana, Buenos Aires y México. Según datos del Ministerio de Asuntos Exteriores, hasta agosto de este año le concedieron la nacionalidad a 213.787 personas, de un total de 378.862 solicitudes de descendientes de españoles. Hoy será el último día en que las oficinas consulares darán turnos para los que quieran ejercer el derecho que otorga la popularmente llamada “Ley de Nietos”