Volviendo atrás hacemos constar nuestro desaliento por estas noticias que reproducimos en nuestro blog Grupo Doble R en agosto pasado.
Allí compartimos las declaraciones en Comparecencia pública del nuevo embajador español en La Habana.

Dijo el Sr Embajador recién llegado a La Habana:
  “Los trámites de los miles de expedientes de nacionalidad abiertos en Cuba se agilizarán “con calidad y con rigor”.

Según nuestras fuentes extraoficiales el número de expedientes resueltos no han llegado a los 5 mil en 2012.
La segunda falacia institucional fue protagonizada por el cónsul del RC del consulado de España en La Habana.Fijó para el  mes de mayo la fecha del próximo encuentro con la colectividad y dijo que en esa fecha se podría hacer una estimación de los plazos para la solución del total de los expedientes…y luego agregó: “esto dependerá de cómo pueda afectar al Consulado la difícil situación económica por la que atraviesa España en estos momentos y los posibles recortes presupuestarios que se puedan producir”.

Pues no ha tenido el coraje de presentarse ante la prensa y la colectividad española en la Isla para decir qué ha  pasado.


Prometer es fácil, lo difícil es cumplir con la palabra empeñada por duras que sean las circunstancias.

No podemos reafirmar estas declaraciones pues las noticias que nos llegan de La Habana son totalmente opuestas a estos vaticinios. Se ha ralentizado mucho el proceso de culminación de los expedientes y observamos una tendencia a denegar en muchos casos de personas que nos han consultado recientemente.
Con la ayuda de nuestros colaboradores en la Isla hemos realizado un estimado de expedientes concluidos.

  El hermetismo del Consulado al respecto parece haber sido un contagio propio del país donde presta sus servicios. No hay cifras, no hay información de la marcha del proceso y todo queda en la especulación más inaudita. Según imaginamos el número de expedientes resueltos en el 2012 podrían estar entre los 3 y 5 mil.

 Si fuera cierta esta estimación los cálculos matemáticos más elementales nos llevarían a pronosticar alrededor de 23,8 años para concluir el proceso.


 Mueve a risa, si no fuera tan dramática la situación. 


Tendremos que preguntar a los descendientes de emigrantes españoles en México, Argentina, Venezuela, Brasil, etc para conocer o estimar el avance del proceso en estas oficinas consulares. En los tres años de vigencia de la ley 52/07 se procesaron en La Habana, alrededor de 75 mil expedientes, a razón de 25 mil anuales. Ahora parece haber bajado el ritmo a cifras cercanas a 5 mil anuales.

Veremos expedientes resueltos en el año 2036?.

O habrá que esperar a que los socialistas vuelvan a retomar las riendas del gobierno para que se el proceso de la Ley 52/07?.