En la medida que los descendientes viven más alejados de las capitales donde se encuentran los Consulados españoles en Iberoaméricas más complejas se convierten las gestiones para acceder a la información y a la (des)atención de los funcionarios.
Publicamos seguidamente (conservando el anonimato, para evitar represalias veladas) un mensaje acabado de recibir desde la segunda ciudad en importancia de la mayor de las Antillas: SANTIAGO DE CUBA.

El mensaje se explica por sí sólo…sobran las palabras.

Vice-Consulado Honorario de España en Santiago de Cuba.
Foto cortesía de Doble R.

A: Secretaría de embajada de España en Cuba.

Estimado señores (a).

Ante todo deseo hacer llegar las bienvenidas para el nuevo embajador Juan Francisco Montalbán deseándole un trabajo exitoso, fructífero y eficaz.

    Mi nombre es NGC, ciudadano Cubano  y descendiente de castellano leones; hoy en día en espera de respuesta de la Embajada Española en Cuba como trámite final a la solicitud de Ciudadanía Española por LEY DE MEMORIA HISTORICA.

   Le requiero por este medio, información o alguna respuesta de la tramitación que hice desde el 2009 y que ha sido una larga carrera de obstáculos, que aún se mantienen desesperanzados por la falta de información o tratamiento pertinente a los descendientes que aspiran a recobrar dicha ciudadanía.

 Le cuento como breve reseña, que ha sido innumerables las veces que he acudido al Viceconsulado de Santiago de Cuba, (ciudad donde vivo) y las respuestas no han sido satisfactorias. 

Advierto; que se transmite el desaliento y desesperanza. No creo, que el trabajo serio y solidario que se ha llevado durante estos años, quede inconcluso o abrumado por una crisis económica, situación que para superarla se necesita de más respeto, organización y laboriosidad.
 

Espero que estas palabras sean tomadas de manera constructivas y que puedan darme razón de cuál es la situación de mi solicitud de ciudadanía ya que todos mis documentos y entrevistas han sido cumplidas.

Sin Otro Asunto. NGC  

Un cordial saludo para el colectivo de Doble R,  que labora cada día desde Barcelona y en toda España y Latinoamérica por y para La Generación Recuperada: nuevos españoles por LMH.