Blogueando la Noticia…

Cubanos y venezolanos descendientes de españoles que viven en La Florida pidieron la nacionalidad española acogiéndose a la Ley de la Memoria Histórica 

Por su importancia y siguiendo la línea de publicación de nuestro blog, es decir, todo lo relacionado con los ‘nuevos españoles’ y sus raíces, reproducimos este artículo aparecido este fin de semana en el Nuevo Herald.

Alejandro Herrera vino a Miami huyendo del paro en España. Cuando acabó su carrera, ingeniería de caminos, en 2010, lo único que encontraba fue trabajos del tipo de vendedor de seguros o repartidor. Se fue a Inglaterra a realizar una pasantía sin sueldo, pero regresó a casa de sus padres porque ya no le quedaba dinero. Siguieron meses de paro y trabajos temporales, de vigilar nuevas ofertas de trabajo y presentarse con su currículo en empresas de su sector. Hasta que le ofrecieron un trabajo de ingeniería en Miami. Lleva ya aquí desde marzo.
“Tuve muchísima suerte”, cuenta Herrera, quien a sus 27 años, dice que lo mejor de Miami es que le ha permitido independizarse.
Herrera es una de las caras de la nueva inmigración española a Miami que está creciendo a un ritmo muy elevado en los últimos años. Cinco siglos después de la llegada de los primeros peninsulares a la Florida, muchos españoles están redescubriendo el Estado, empujados por la crisis en España y atraídos por las oportunidades profesionales que ofrece la región.

* Según las cifras del consulado de España en Miami, en 2008, vivían en el condado 8,610 españoles, y en la Florida, 14,746. En 2013, estaban registrados en el consulado más del doble, 17,892 españoles residentes en Miami y 28,962 en la Florida.
Una parte de este aumento – unos 7,000 residentes en Florida- se debe a los cubanos y venezolanos descendientes de españoles que vivían en La Florida y pidieron la nacionalidad española acogiéndose a la Ley de la Memoria Histórica de ese país.

Pero la cifra de españoles que han llegado en los últimos años es mayor que la que reflejan los números del consulado. Muchos no se registran cuando aterrizan en Estados Unidos.
Las cifra de españoles que el Instituto Nacional de Estadística español, basándose en los registros consulares, estima que salieron de España hacia Estados Unidos no llega a los 5,000 en sus últimas estimaciones de 2011. Sin embargo, Estados Unidos concedió casi 17,000 visados de medio-largo plazo a ciudadanos españoles en el año fiscal de 2011, según cifras de la Oficina de Asuntos Consulares Estadounidenses.
Herrera es uno de los que no se registraron. También cumple el perfil de español típico que está emigrando, en su veintena o treintena y profesionalmente cualificado.
Herrera dice que en Canarias, donde él vivía, la explosión de la burbuja inmobiliaria se dejó sentir en el sector de la ingeniería. “La gran mayoría de mis compañeros de promoción, o se han marchado o se dedican a lo que buenamente pueden”, cuenta. Dice que lo primero que le preguntan muchos de sus amigos es cómo se pueden venir a Estados Unidos.
Miami les ofrece, frente a otras ciudades de Estados Unidos, una cultura más próxima a la española, y el hecho de que muchas empresas españolas están implantadas en La Florida.
A Herrera le contrató como pasante una filial de una constructora española, ACS, que participa en proyectos como la construcción del túnel que une el puerto de Miami con el puente Mc Arthur.
Las empresas españolas, que empezaron a apostar fuerte por Miami en el 2005, han seguido llegando en grandes números desde comienzos de la crisis económica europea en el 2007, buscando nuevos mercados. Cada año se instalan en La Florida entre 20 y 30 empresas españolas, lo que ha situado a este país entre los principales inversores extranjeros en La Florida, según estimaciones de la Consejería Económica y Comercial de España en Florida y de otras instituciones del Estado.
Aunque la mayoría del personal que contratan es de Florida, también traen a algunos trabajadores españoles, como Herrera.
El ingeniero cuenta que su sueldo aquí le da para vivir justo, pero que al menos está adquiriendo experiencia profesional. En cuanto a hacer planes sobre regresar a España ya piensa que es inútil. “Dependerá de cómo transcurran las cosas”, dijo. “Si algo aprendí, es que es mejor vivir al día que estar haciendo planes porque al final no se cumplen”.

* El subrayado es nuestro.

…………………….
Grupo Doble R, Retorno a las Raíces.
C/ Joan Güell, 186 . 08028, Barcelona
Telf. +34 933220324 y +34 692151829
Email:<asesores@grupodobleR.com>,

Web: http://www.grupodobleR.com