Doble R por dentro






A propósito del post “Guantanameros plantan cara ante el embajador español por la congelación del proceso de resolución de Expedientes de la Ley de Nietos” 

En nuestra anterior sección de “Blogueando la Noticia” preguntamos:
¿Por qué hay una estrategia oculta en el Consulado de España
en La Habana con el tema del procesamiento de los expedientes de Nacionalidad?
Y que en esa entrega respondíamos abreviadamente con estos argumentos: 

Las razones están en los números: Casi la mitad de los
aspirantes a la Nacionalidad han esperado por más de 5 largos años porque se
resuelvan sus solicitudes; no se ha dotado de personal y recursos suficientes
para resolver casi 200 mil solicitudes; se manipula la información sobre la
cantidad pendiente y según fuentes no confirmadas hay sólo dos funcionarios
atendiendo los casi 100 mil expedientes que no se habían resuelto cuando la
derecha tomó el poder y cambió al Cónsul y al Embajador.
Pues a partir de este artículo hemos recibido muchos testimonios de apoyo a nuestras palabras y hoy hemos seleccionado un mensaje que deseamos compartir con nuestros lectores y que dice así.

R.H. Comunicador Social
Señor PeL Sañudo, leyendo su artículo sobre las problemáticas que se están dando en el Consulado Español en La Habana, con relación a las solicitudes de las nacionalidades en condición de nietos, tengo el caso de unas amistades que presentaron el 16 de enero del 2009 y en unos de los requerimientos que se entregaron en mayo del 2012 en un viceconsulado (Camagüey) la respuesta fue que había que esperar dos años para dicha asignación. Pero en investigaciones los documentos van por noviembre del 2011. Este es unos de los tantos casos ante la lentitud de los trámites que se dan en dicho consulado. Esperando por su respuesta ante esta problemática. Atentamente, RH.

Este mensaje me ha llegado a través del grupo Hijos-Nietos-bisnietos de emigrantes españoles en el mundo de LinkedIn, red social para profesionales como es conocido.

Un testimonio más de lo que estamos diciendo en esta bitácora.

Ahora bien, este chico que es comunicador social podría ayudar, con el concurso de los afectados, a encausar adecuadamente las acciones para que esta situación comience a resolverse.

Como ya dijimos en una entrega anterior en Cuba funciona un Consejo de Residentes españoles (CRE) y entre sus funciones están las siguientes:

  • Encauzar hacia la oficina consular el sentir y la preocupación de la comunidad española en cuantas cuestiones de interés general o particular ésta desee hacer llegar a aquélla.
  • Proponer aquellas medidas relacionadas con la función consular que puedan contribuir a mejorar el funcionamiento de este servicio en la propia circunscripción.
  • Asesorar e informar al jefe de la oficina consular en los asuntos de interés para el servicio consular que aquél le someta.
  • Difundir en la comunidad española las medidas de interés general adoptadas por las autoridades españolas que puedan de cualquier forma afectar a los españoles residentes en la circunscripción.
Si ya en Cuba residen más de 100 mil ciudadanos españoles como publicamos recién y la Isla ocupa el 4to. lugar en América, antecedido de Argentina, Venezuela y Brasil, entonces es momento de exigir civilizadamente que estos señores que ocupan los cargos dirigentes de la representación hispana, cumplan con la función para las que fueron ‘elegidos’ en su momento y exijan al Consulado que adopte las medidas necesarias para enmendar este rollo. 
Una de las vías más inmediatas es exigirle al CRE de Cuba que se pronuncie acerca de los problemas del Consulado y que en el próximo Consejo General de la Ciudadanía española en el Exterior a celebrarse en Madrid pidan una solución para este sinsentido.
Cabe acá la famosa frase de Albert Einstein:
“No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo… El problema de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones…”
Así lo vemos nosotros en la distancia.