Matrimonios y Divorcios

Recién se ha publicado un informe de una prestigiosa institución española que nos ha dado el ‘pie forzado’ para escribir al menos dos artículos sobre el asunto.

El Informe de marras dice en su introducción:

“La nupcialidad * es uno de los fenómenos más sensibles a la coyuntura económica y a los cambios socio-jurídicos-culturales y, por tanto, uno
de los fenómenos que más incide en los cambios familiares. Y en este contexto, España es, cada vez más, una sociedad con menos matrimonios y más rupturas familiares.
En efecto, cada vez se casa menos gente en España. Es una triste realidad, pero los datos estadísticos así lo ratifican. Una caída vertiginosa de la nupcialidad que se ha acentuado aún más en los últimos 15 años (2000-2014), periodo en el que se ha producido un auténtico desmoronamiento de la nupcialidad….”

Más adelante el Informe remata así:

“Pero no solo ha habido una auténtica hecatombe de la nupcialidad. La ruptura familiar se ha disparado en nuestro país y es uno de los principales problemas de las familias españolas”

Matrimonios y divorcios, Servicios de doble R

Preámbulo necesario

Y es el caso de que hablaremos matrimonios y divorcios. Entonces hablaremos de uniones y desuniones, de encuentros y desencuentros, de amores y desamores

De esto se ha hablado por otros que, al menos, tienen un conocimiento superior del asunto respecto a este mortal

Sólo algunas pinceladas seleccionadas entre ese maremágnum de información en esta gran Galaxia que constituye la red de redes: Internet y del Informe que mencionamos antes

Luego de estas pinceladas nos remitiremos a contarles de nuestra experiencia, por aquello de que ‘la experiencia es la madre…’ o más bien (porque no se trata de ciencia), otra forma del refrán.

“La experiencia es maestra de todas las cosas” aquí ya no hablamos de ciencia o de los principios de la ‘teoría del silogismo inductivo de Aristóteles’

En este refrán (le damos una gran valor al contenido del refranero) observamos algo que suscribimos totalmente y que se resume en:

  • Se reconoce que el aprendizaje adquirido durante la práctica es fundamental
  • La experiencia se trasmite de los de más edad y más experimentados, a los más jóvenes o que han vivido menos
  • Da un valor especial a la experiencia como fuente principal del conocimiento

Aquí aplicamos un lenguaje sencillo, básico y asequible para evitar el lenguaje hermético del cual ya hemos comentado en esta bitácora

 

Aparte de disquisiciones y entrando en materia podemos afirmar que el matrimonio y el divorcio es una dicotomía, algo así como ‘una unidad y lucha de contrarios’

Algunos científicos consideran el matrimonio como la autorización social a la actividad sexual, al cuidado de los niños, etc
O también que esta institución permite la regulación de las líneas de descendencia, define la división de sexos y satisface determinadas necesidades del individuo
Sin embargo muchos coinciden en que estas teorías no son totalmente ciertas, observadas con rigor
En definitiva el Matrimonio y el divorcio son fenómenos que engloban, al menos, aspectos  psico-sociales, culturales, demográficos y sobretodo humanos: ya se sabe, qué puede haber más complejo que el ser humano !

 

Matrimonios y Divorcios en Doble R

De nuestra cosecha

Un Despacho de abogados es como un Cuerpo de Guardia de un hospital, como una comisaría de policía o ambas, pero en diferido.

Hay que estar vacunados contra las sorpresas y contra el agobio del dolor ajeno

 

Matrimonios y Divorcios, divorcios en Cuba

Flechazo

 

Es el caso de la señora divorciada y ‘madurita’ que se va de turismo a otros lares, de cuyo nombre no quiero acordarme, y en una discoteca o en pleno centro comercial conoce a alguien…

Este alguien es al menos 20 años menor, es de buen ver y aquí comienza el flechazo

Luego de muchos Roncollins, Cubatas o Whiskys a la roca, van al sexo y se ha pasado la primera valla…

Seguidamente se acercan a nosotros y nos encomiendan la misión de preparar una unión oficial entre estas dos personas que supuestamente ya se conocen

Como el cliente siempre tiene la razón y no somos nosotros los indicados para dar consejos de alcoba acometemos el asunto

“Pasa el tiempo y pasa un águila por el mar”, como se diría, parafraseando al poeta…

Viene entonces la segunda parte de la telenovela, por aquello de que ‘del dicho al hecho va un trecho’

…Y se inicia la vida conyugal, la rutina y el día a día

No importa que la señora aloje a su nuevo amor en una mansión cerca de la playa, un ático con vista a la gran ciudad o que ella misma sea una celebridad en su ciudad o en toda España

Estas condiciones que a veces parecen ser la hostia, se convierten en una acumulación de infortunios y desencuentros

Y vienen de nuevo a este u otro Despacho a hablar de los defectos de la pareja, de lo que sufren y que, en fin, desean romper el lazo que la ley sancionó

Y las miserias humanas afloran por todas partes. Hay excepciones, pero son eso, porque la norma es el ataque cada vez más virulento y hasta el despropósito

Y es entonces que el abogado, el asesor y mentor tiene que hacer acopio de paciencia para no decir 4 verdades y prefiere callar por aquello de la voluntad del cliente

Por aquello, también, de que es su trabajo

 

‘Visado’ para emigrar

Otra tipología de la dicotomía matrimonio-divorcio está en el deseo de muchos de obtener un permiso de residencia en España

Aquí podríamos escribir hasta el aburrimiento de casos y cosas vistas

Una de las más vistas son aquellas personas mal asesoradas que acometen esta empresa sin contar con una ayuda profesional. A veces esta actuación provoca muchos sinsabores

Lo de las redes organizadas se ha ocupado la prensa y sólo tendría que poner en nuestro tío Google: ‘red de matrimonios de conveniencia’ e inmediatamente tiene en pantalla casi medio millón de resultados. Desde una red descubierta en mayo hasta otra de agosto en Barcelona

Pero en este comentario nos referiremos a un caso cercano, incluso tan cercano que es familiar de un ex-miembro de Doble R

Este señor navegó con suerte y su matrimonio ficticio fue reconocido por este país y se instaló acá con su tarjeta de residencia comunitaria

Pero algún avispado le recomendó que para traer a su chica del país de origen debería divorciarse y volver a casarse con la madre de sus hijos

Ni corto ni perezoso el señor de marras se divorció de la ciudadana española sin ningún consejo profesional

Luego vino a nosotros para que le hiciéramos una ‘reagrupación express’, es decir, para ayer

Deseaba que todo fuera muy rápido porque el supuesto consejero que antes le recomendó tal proceder, le había vendido tal idea

Le hablamos claro y le dijimos las condiciones que debía cumplir para poder traer a su esposa verdadera. Debía cumplir con las normas del Reglamento de Extranjería

Pero el señor no creyó en nosotros, se desesperó y al fin nos tildó de incompetentes

Al parecer, la relación familiar, era el talismán para acelerar la tramitación

Al final se fue a buscar un Despacho de abogados en su ciudad de residencia que le explicó por dónde iban los tiros…y además le pidió una suma apreciable de dinero por la tramitación

En resumen, enemistado con el pariente del Despacho y teniendo que cumplir con el Reglamento

Y pagando por algo que habría obtenido por la mitad de precio

Estas son las miserias humanas a las que nos enfrentamos habitualmente…pero un espíritu conciliador y una paciencia infinita nos mantiene vivos

Aún así nos arriesgamos a decirle que si desea hacernos cargo de sus peripecias y sus ansias de disolver una unión, puede contactarnos porque antes hemos escrito sobre algunos algoritmos para casos complejos como pueden ser estos  

 

Pasos para un divorcio entre cubanos si uno reside en el extranjero o entre un español/a y un cubano/a

 

 

Servicios divorcio, cubanos con extranjeros

Gráfico del algoritmo para el procedimiento

De igual manera le pedimos que nos deje sus comentarios seguidamente…

 

Nupcialidad: En el diccionario castellano nupcialidad significa número proporcional de nupcias o matrimonios en un tiempo y lugar determinados

Sancionar, significa también por extensión, la aprobación o autorización de cualquier acto jurídico

 

Edición Martes